Aumentar el tamaño de los glúteos hoy en día es posible mediante tres procedimientos: colocando una prótesis en el interior de los músculos glúteos; infiltrando grasa corporal del mismo paciente con la técnica del lipofilling; infiltrando un producto de relleno reabsorbible y temporal. La función del cirujano plástico, evidentemente, es aconsejar a cada paciente el tipo de técnica que le pueda proporcionar el mejor resultado. Los tratamientos existentes pueden ser:

Aumento de volumen con lipofilling

El lipofilling de glúteos es una operación quirúrgica por la cual se extrae mediante una liposucción grasa de la cadera o de la tripa para rellenar los glúteos. A diferencia de las intervenciones de aumento de glúteos con implantes artificiales, el lipofilling es una técnica natural de rellenado cuyos resultados al tacto son completamente naturales, la operación no comporta ningún riesgo y sus resultados son para toda la vida.

Aumento de volumen con prótesis

El aumento de glúteos con prótesis es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar el tamaño y la forma de las nalgas.  Son muchos los pacientes tanto hombres como mujeres los  que acuden a la consulta para conseguir unos glúteos con una forma más bonita, más voluptuosos,  tersos y redondeados.

Preoperatorio

Antes de la cirugía es imprescindible realizar un estudio preoperatorio que incluye una analítica con hemograma y pruebas de coagulación, un ECG y una placa de tórax.

Cirugía

La operación se realiza bajo anestesia general o regional (peridural). Los implantes de glúteos se introducen a través de una pequeña incisión en el surco interglúteo (con una cicatriz prácticamente imperceptible). La misma incisión sirve para introducir ambas prótesis. Se realiza un bolsillo por dentro del músculo glúteo mayor y se colocan los implantes. El objetivo de la intervención es que la prótesis no se note externamente y el tacto sea muy natural.

Postoperatorio

Durante el postoperatorio es aconsejable dormir boca abajo, evitar sentarse durante los primeros diez días y llevar una faja elástica durante 2-3 semanas. Los puntos se quitan en quince días. El/la paciente puede realizar una vida totalmente normal al mes de la intervención.

Reducción mediante lifting

El Lifting de glúteos mejora el tamaño y la forma de los glúteos. La técnica más frecuente consta de dos etapas definidas. En la primera, quitamos grasa propia del paciente mediante la la técnica de liposucción para retirar la grasa sobrante de otras zonas del cuerpo. En la segunda etapa, la grasa extraída se somete a un procedimiento de purificación y se inyecta en el glúteo en diferentes profundidades. Este proceso dará a los glúteos un aspecto natural y, sobre todo, más volumen. Al tener mayor volumen de grasa en cada glúteo, la piel se tensará automáticamente. No quedarán cicatrices permanentes.

Imágenes Antes y Después

Si necesita más información acerca de esta cirugía, puede visitar el siguiente artículo donde hablamos más en profundidad sobre el aumento de glúteos en Barcelona.

Tratamientos

Cirugía de glúteos

¿Hablamos?

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

En que ciudad quieres que te visitemos

Su mensaje

Marque la casilla si acepta y entiende nuestra política de privacidad.