El lifting crural es el procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de las extremidades inferiores (EEII) mediante la eliminación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir en los muslos. Además de la mejoría estética que conseguiremos con esta intervención, también se mejoraran aspectos higiénicos. Esta técnica está indicada en pacientes que han sufrido una pérdida importante de peso, o bien en pacientes con obesidad. Habitualmente se asocia a liposucción de la zona.

Definición Médica

El lifting crural es el procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de las extremidades inferiores (EEII) mediante la eliminación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir en los muslos.

Preoperatorio

En la primera visita se estudiarán las características de la piel, el cúmulo graso, presencia de otras cicatrices, y estado general de la paciente (alergias, enfermedades, toma de medicamentos, hábitos tóxicos como el tabaquismo…).

La paciente nos explicará las expectativas que pretende con esta cirugía, teniendo claro y asumiendo una cicatriz que quedará en en el surco inguinal. En ocasiones quedará otra cicatriz en la cara interna de los muslos.

Será necesario un estudio preoperatorio que se basará en una analítica general con pruebas de coagulación, Rx de tórax y un ECG. También será necesaria la suspensión de AAS (aspirina®) u otros anticoagulantes unos 10 días antes de la intervención (supervisado por su médico de cabecera).

Cirugía

Es una intervención que se realiza en quirófano, bajo anestesia general o anestesia regional, que tiene una duración de 2 h. aproximadamente.. Será conveniente el ingreso hospitalario durante 24 horas tras la intervención.

No suelen dejarse drenajes aspirativos. Tras la intervención se colocará una faja elastica o medias de compresión que se mantendrán durante 3-4 semanas.

Postoperatorio

A las 24 h. postoperatorias se podrá dar de alta al paciente. En la primera visita postoperatoria se realizará una cura tópica de la herida quirúrgica.

Durante el postoperatorio inmediato la paciente tendrá que hacer reposo relativo, mantener unas medias de compresion y tomar medicación (analgesia, anti-inflamatorio…). Los puntos se quitarán entre los 10 y los 21 días.

Se recomiendan los masajes de drenaje linfático para reducir el edema postoperatorio. Deberá de llevar la faja o las medias de compresión durante 4 a 6 semanas.

Cirugía de piernas

¿Hablamos?

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

En que ciudad quieres que te visitemos

Su mensaje

Marque la casilla si acepta y entiende nuestra política de privacidad.