Se trata del tratamiento no quirúrgico de las adiposidades localizadas. Está especialmente indicado en las zonas trocanterea, cadera, rodilla, abdomen, muslos, glúteos y flancos. No se recomienda en los casos de sobrepeso y obesidad y no sustituye a la lipoescultura, aunque resulta una alternativa muy válida a esta última. El tratamiento consiste en la infiltración de una solución microgelatinosa adipocitolítica que disuelve el adipocito. Al acabar cada sesión la paciente solo presentará en ocasiones algún pequeño enrojecimiento en la zona, junto a algo de escozor y, quizás, hematomas de corta duración. El número de sesiones recomendado es variable según cada caso.
Liposucción sin cirugía o intralipoterapia

¿Hablamos?

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

En que ciudad quieres que te visitemos

Su mensaje

Marque la casilla si acepta y entiende nuestra política de privacidad.