EL GRAN DÍA LLEGÓ Tengo 24 años y desde los 12 que siempre he vivido acomplejada de tener la nariz larga, o eso es lo que en general la sociedad me hacía ver.La verdad es que lo pasaba bastante mal porque me humillaban costantemente, siempre me han hecho sentir inferior; por eso a los 16 años tomé la decisión de operarme pero al no ser mayor de edad tuve que esperar.

Ha sido una cosa que siempre he tenido en mente por eso he estado siempre informándome sobre cómo eran esas operaciones y sus recuperaciones, etc. Me fije en la clínica Teknon que me pareció la más adecuada. Una vez allí y el poder hablar y conocer al Dr. Fabrizio en persona, más confianza me transmitió a la hora de meterme en un quirófano. Vi que era una persona que se preocupaba por sus pacientes, sincero y que llega a entender tu problema y cómo hacer para que quede lo más natural posible ya que uno de mis miedos era que la nariz después de la operación se viera demasiado artificial. Con las explicaciones que le di me dejó la nariz que siempre había deseado y así poder mirar hacia adelante sin ningún reparo del qué dirán y el no sentirme mal conmigo misma, que es lo que realmente IMPORTA.

La operación se me pasó muy rápida. En todo momento me trataron de maravilla, y cuidando el máximo detalle de mi. Ahora hago vida normal. Gracias a esta experiencia me ha hecho sentirme mucho mejor conmigo misma, y todo gracias a personas como el Dr. Fabrizio Moscatiello que hacen ver una luz de esperanza cuando tú te piensas que todo en esta vida no merece la pena, el pudo hacer que mi sueño se hiciera realidad y sacarme una sonrisa para el resto de mi vida.

Mis máximos agradecimientos al Dr.Fabrizio y a su equipo por lo bien que hicieron su trabajo: hacer feliz a la gente. Recordaré esta experiencia a lo largo de mi vida y si tuviera que volver a hacerlo repetiría la experiencia. Miriam, 24 años