Ducharte tras una cirugía
Siéntete mejor, Tú primera consulta es gratuita

Contenido
Cirugía estética Fabrizio Moscatiello
Al atravesar un proceso de intervención quirúrgica, uno de las principales preocupaciones es cómo debe ser el cuidado posterior de la herida para una recuperación efectiva, y cómo mantener la higiene adecuada en nuestro cuerpo.

Si estás interesado en saber cómo llevar a cabo la higiene postoperatoria, entonces sigue leyendo este artículo.

Te indicaremos los tiempos adecuados para ducharte después de una intervención quirúrgica y de qué manera debes asearte, para que puedas tener el mejor cuidado de tu herida y una recuperación exitosa.

¿Cuándo es seguro bañarse después de una cirugía?

Este tema es un poco controvertido.

La tradición siempre ha sido que el paciente no se duche tras una operación hasta retirar los puntos de sutura, alegando que mojar la herida podría favorecer la aparición de infecciones e irritación.

Sin embargo, en la actualidad, aunque no hay muchos trabajos concluyentes, muchos factores parecen indicar que el pasar de los días (incluso semanas) sin ducharse, puede provocar que se acumule suciedad y se favorezca la infección de la herida o la irritación de la zona.

Investigaciones recientes indican que las duchas tempranas después de una operación no aumentan el riesgo de sufrir infecciones.

Más concretamente, un estudio realizado en el Hospital Nacional Universitario de Taiwán, publicado en la revista Annals of Surgery, en el que participaron 444 pacientes a los que se les practicaron cirugías de bajo riesgo.

Se sugirió a una mitad de los pacientes elegidos al azar que se ducháran después de haber transcurrido 48 horas desde la intervención, y a la otra mitad se le indicó que no lo hicieran.

El resultado fue que 4 pacientes de los que se ducharon tras 48 horas, y 6 de los que no lo hicieron, sufrieron infecciones. Los investigadores consideraron que la diferencia fue tan pequeña que podía deberse a la casualidad, dando como conclusión que los baños no afectaban al cuidado de la herida.

Lo que sí es cierto y destacable, es que los pacientes que se ducharon después de 48 horas, mostraron grandes mejoras en sus estados de ánimo y estaban más satisfechos con los cuidados recibidos.

¿Cómo debe limpiarse el cuerpo tras una cirugía?

El cuidado de una herida puede depender de factores como el tipo de operación o la forma en que se cerró la herida: sea con grapas, puntos, bandas adhesivas o pegamento líquido para la piel.

En este apartado conocerás cómo podrás ducharte y, al mismo tiempo, mantener un buen estado de la herida, sin perjudicar la cicatrización de la misma y previniendo efectos adversos como infecciones o lesiones mayores.

  • Si es la primera vez que te duchas tras una operación, es recomendable que le pidas a alguien que esté en la sala de baño pendiente de ti. Recuerda que es común sentir mareos y debilidad, por lo que, al no estar al cien por ciento de tus capacidades, puede que necesites una ayuda extra. Es bastante común sentir náuseas y desvanecerse al ver la herida por primera vez.
  • Dependiendo de la parte del cuerpo donde haya sido la operación, puedes o no necesitar de un taburete para baño, así como un pasamanos para sujetarte. La idea de que estar sentado previene que los puntos te tiren no es del todo correcta, ya todo depende de la ubicación de tu herida y la movilidad que tengas.
  • Si tu médico no te indica que cubras la incisión, debes tener cuidado de no frotar la herida, solo dejar que el agua circule y utilizar un jabón neutro, o suave.
  • Pide ayuda a algún familiar o a alguien de confianza para lavar tu cabello. En muchos casos es un esfuerzo muy grande para poder ser realizado en ese estado.
  • Seca la herida dándote palmaditas, nunca frotando la misma. Puedes también utilizar un secador de pelo para secar la herida, pero no lo hagas con aire caliente, sino con aire templado o a temperatura ambiente. Las altas temperaturas pueden provocar lesiones en tu piel debido a la sensibilidad y delicadeza que tiene es ese estado.
  • No retires puntos ni costras, deja que se caigan naturalmente.
Cuándo ducharse tras una cirugía

¿Cuándo puedo disfrutar de un baño y nadar después de la cirugía?

Como se mencionó anteriormente, los tiempos que indique el médico deben ser respetados para seguir una buena recuperación.

Los periodos de tiempo para una ducha postoperatoria pueden ir desde las 24 horas, hasta una semana, o lo que considere el médico, dependiendo del tipo de operación, la zona afectada o la forma de cerrar la herida.

Para nadar en la piscina los lapsos son más prolongados ya que el tiempo de remojo se incrementa en gran medida y el esfuerzo es considerablemente mayor.

Siendo así, algunos médicos recomiendan esperar entre 2 y 3 semanas, y otros indican esperar hasta retirar los puntos de sutura.

¿Porqué elegirnos?

El Instituto de Cirugía Plástica Dr. Fabrizio Moscatiello es un centro de referencia en el sector de la la Cirugía Estética, Plástica y Reparadora y la Medicina Estética, y cuenta con un equipo de profesionales con muchos años de experiencia, en constante evolución. Utilizamos las últimas técnicas y tecnologías para ofrecer a nuestros pacientes los mejores tratamientos y los menos invasivos, garantizando los resultados más óptimos.

Valoramos a cada uno de nuestros pacientes como si fueran únicos, para poder ofrecerles unos tratamientos a medida y personalizados, asesorándolos para elegir las opciones más indicadas según sus necesidades.

En el Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello realizamos un estudio pormenorizado y global de cada paciente, ofreciendo los mejores tratamientos para obtener los mejores resultados, ya sea con una sola cirugía o combinando varias de ellas. Nuestros pacientes tienen una información exhaustiva de los tratamientos y de los resultados, y afrontan la cirugía con mayor seguridad y tranquilidad.

Financiación