La labioplastia es una de las cirugías íntimas más desconocidas para la mayoría de personas. A continuación vamos a ver de manera detallada todo lo que necesitas saber sobre esta intervención quirúrgica con el objetivo de solventar cualquier tipo de duda que te pueda surgir.

¿Qué es la labioplastia?

La labioplastia es una intervención quirúrgica también denominada como cirugía íntima femenina.

La preocupación de muchas mujeres por la estética de sus genitales ha ido en aumento a lo largo de los últimos años, por lo que cada vez son más las clínicas de estética que ofrecen este tipo de intervenciones.

Esta intervención tiene el objetivo de modificar la forma de los labios menores y mayores de los genitales femeninos, con el fin de que estéticamente sean más agradables a la vista. Tal y como ocurre con muchos otros tipos de intervenciones, no sólo se trata de una cuestión de estética y de aparentar estar en buen estado, sino que en muchas ocasiones estos problemas son verdaderos complejos que afectan a la calidad de vida de muchas personas alrededor del mundo.

La labioplastia se puede dividir en dos tipos en función de las necesidades de cada mujer.

Tipos de intervenciones de labioplastia

Estos son los dos tipos de intervenciones a las que cualquier mujer que así lo requiera se puede someter.

Labioplastia de los labios menores: el paso del tiempo o la maternidad son sólo algunos de los factores que
hacen que esta zona íntima llegue a tener un aspecto que no es ni mucho menos agradable a la vista. Lo que se pretende tras la intervención es que vuelvan a tener su tamaño original.

Labioplastia de los labios mayores: en este caso la intervención es más parecida a la que se puede realizar en cualquier otra parte de nuestro cuerpo, ya que lo que se hace es realizar imperceptibles infiltraciones de grasa con el objetivo de que los labios sean más grandes y recuperen su forma original.

Labioplastia en Barcelona

¿Cómo es la intervención quirúrgica?

Estamos ante una intervención quirúrgica realmente sencilla, ya que para llevarla a cabo tan sólo es necesario utilizar anestesia local y la duración de la intervención no suele ser superior a los 40 minutos.

Se elimina toda la piel sobrante que está ocasionando ese problema tan antiestético y después se procede a cerrar todas y cada una de las incisiones realizadas por el cirujano.

Como era de esperar, antes de la operación será el cirujano el que recomiende qué tipo de intervención es más recomendable en función de las características personales de cada paciente, aunque evidentemente hará caso de las demandas de la persona interesada.

Recuperación tras la labioplastia

Esta no deja de ser una intervención quirúrgica por lo que igual que ocurre con otras muchas operaciones, también tendremos que pasar por un posoperatorio que en la mayoría de los casos no suele ser superior a una semana tras la intervención. La principal ventaja de esta intervención es que no se precisa hospitalización, por lo que en el mismo día de la intervención ya es posible que la paciente vuelva a su casa con total normalidad, aunque teniendo en cuenta que no será posible tener relaciones sexuales durante las próximas semanas.

La intervención provocará que la zona genital femenina esté más sensible de lo normal y algo inflamada durante uno o dos días en función de las características de cada paciente. A medida que vayan pasando los días esta inflamación irá disminuyendo de manera progresiva.

Por norma general se suelen recetar una serie de medicamentos por si en alguna ocasión aparecieran dolores o molestias difíciles de aguantar tras la intervención.

El Dr. Fabrizio Moscatiello te ayuda a resolver las dudas que tengas en la primera visita. Una vez decidida la operación de labioplastia en Barcelona y Sabadell, tendrá una entrevista personal con usted para terminar de aclarar las preguntas que hayan ido surgiendo. Solicite una visita gratuita. Confía en nosotros, confía en el Dr. Moscatiello.