Hasta hace tan solo unos pocos años, la reducción de pecho era algo que muchos de nosotros desconocíamos por completo. No hay que obviar el hecho de que los pechos de una mujer son quizás los elementos más importantes que hacen referencia a su belleza. Es precisamente por este motivo por el que algunas mujeres deciden llevar a cabo una reducción mamaria con el objetivo de que sus pechos recuperen un tamaño y una forma que se adapten a sus gustos o a otros factores que puedan afectarla emocional o psicológicamente.
A priori es muy normal pensar que tan sólo se trata de una cuestión de estética, pero de lo que en muchas ocasiones no somos conscientes es que el problema puede ir mucho más allá. Existen muchas mujeres que no están contentas con el tamaño de sus pechos, porque el canon de belleza que cada persona tiene establecido no quiere decir que unos pechos bonitos necesariamente tengan que ser grandes, por lo que este problema puede afectar emocionalmente a algunas mujeres. La mamoplastia es una solución para todas aquellas mujeres que no estén satisfechas con sus senos, pero es conveniente resolver una serie de dudas básicas que vamos a ver a continuación.

¿En qué consiste una reducción de pecho?

La intervención de la que hablamos cuando nos referimos a una reducción de pecho o mamoplastia en principio no conlleva muchos riesgos, aunque es muy importante tener en cuenta que igualmente se trata de una intervención quirúrgica.
Dependiendo del caso particular de cada paciente la intervención se puede desarrollar de maneras muy distintas, aunque todas ellas tienen algo en común. En la mayoría de los casos lo que se pretende es que la areola y el pezón se eleven. Si a esto le añadimos la reducción en el tamaño de la mama lo que estaremos consiguiendo es que el volumen y la forma del pecho sean las adecuadas.
Además, las técnicas de reducción de pecho con las que contamos hoy en día no son tan invasiva as como lo era hace unos pocos años, por lo que las cicatrices que puedan quedar estarán muy bien disimuladas y serán prácticamente imperceptibles para el resto de personas de nuestro alrededor.

Reduccón de pecho en Barcelona y Sabadell Dr. Fabrizio Moscatiello

¿Cuándo es aconsejable una reducción de pecho?

Resulta evidente pensar que pueden ser varios los motivos que pueden llevar a una mujer a plantearse de verdad el hecho de someterse a una intervención de mamoplastia, pero continuación vamos a ver todos y cada uno de los motivos más habituales que pueden hacer que te decidas por recurrir a una reducción de pecho.
Si sufres dolor crónico en el cuello, en los hombros o en la espalda es probable que el tamaño de tus pechos sea uno de los motivos. Esto también puede deberse a malas posturas, pero es conveniente que lo consultes con tu médico.
Algunas mujeres también sufren irritación en la zona que se encuentra inmediatamente por debajo de los pechos, por lo que es posible que con una reducción de mamas el problema se solucione.
Los problemas emocionales y de autoestima son sin duda los que más afectan, ya que pueden mermar por completo la personalidad de cualquier mujer.
Sea cual sea el motivo por el que decidas someterte a la intervención de reducción mamaria, consulta antes con un profesional médico para saber si este tratamiento tendría efectividad teniendo en cuenta tu caso particular.

Hoy en día la reducción de pecho es una intervención quirúrgica que en la mayoría de los casos no supone ningún riesgo extraordinario para la salud de la mujer más allá de los riesgos evidentes que posee cualquier tipo de intervención.

El Dr. Fabrizio Moscatiello te ayuda a resolver las dudas que tengas en la primera visita. Una vez decidida si se realiza el tratamiento de reducción de pecho en Barcelona o Sabadell, tendrá una entrevista personal con usted para terminar de aclarar las preguntas que hayan ido surgiendo. Solicite su primera consulta gratuita. Confía en nosotros, confía en el Dr. Moscatiello.