La mejor edad para reparar un labio o paladar partido en Barcelona
Siéntete mejor, Tú primera consulta es gratuita

Contenido
Cirugía estética Fabrizio Moscatiello
Cuando hablamos de un paladar partido o un labio leporino son muchas las dudas que suelen surgir. Por ejemplo, cuáles pueden ser las razones de su aparición y si es posible evitarlo. Pero una de las cuestiones más comunes es ¿Cuál puede ser la mejor edad para repararlo?

Algunos expertos aseguran que debido al momento del diagnóstico, se puede hacer desde el nacimiento o durante los primeros meses de vida. Pero ¿Qué es lo más recomendado para todos los casos? Aquí veremos las alternativas posibles.

¿Qué es un labio o paladar partido?

Se trata de una hendidura notable en el labio superior y en el paladar de los bebés. En ocasiones suele diagnosticarse en el mismo momento del nacimiento, aunque durante el embarazo se pueden hacer estudios para determinarlo.

No se trata de una enfermedad en sí, más bien lo catalogamos como un defecto congénito, que en muchos casos es tratado con éxito.

Ocurre durante los primeros meses del embarazo debido a que el tejido no se desarrolla correctamente, es decir, los tejidos no se unen antes del nacimiento.

Igualmente, podemos ver diferentes tipos de hendiduras. Por ejemplo, algunos bebés presentan labio y paladar partido al mismo tiempo, mientras que otros solo uno de los dos casos.

También existen ocasiones en que las hendiduras en el interior de la boca no son tan pronunciadas y suelen notarse solo al principio o al final del paladar. En otras manifestaciones se producen hasta la nariz.

Las consecuencias más graves de estos defectos son las complicaciones para hablar o para comer, así como en el desarrollo de la dentadura.

¿Qué determina cuándo un labio partido debe ser reparado en Barcelona?

En general, todos los casos deberían ser reparados. Aunque algunos son menos graves que otros, las aberturas o hendiduras podrían acelerar infecciones en la garganta y afectar el oído medio, la mayoría de las veces. La pérdida de la audición es una consecuencia que queremos evitar.

Determinar cuándo puede ser reparado tiene que ver con el tipo de defecto.

Por ejemplo, las fisuras palatinas pueden ser tratadas durante el primer año del niño. Sin embargo, a medida que va creciendo es necesario hacer otras cirugías para modificar la reparación de acuerdo al tamaño de su mandíbula. Las últimas intervenciones se realizan hasta después de tener todos sus dientes permanentes.

Otras razones para determinar cuándo hacer la modificación dependen de las diferencias de las prácticas quirúrgicas entre países.

Por ejemplo, en Estados Unidos realizan la inserción de una válvula llamada Latham en los primeros meses de vida, para estirar el tejido con un tornillo cuando el niño va creciendo. Sin embargo, en México recomiendan hacer cirugías hasta los 3 años cuando proceden a la inserción del Latham.

cirugía de un labio partido en Barcelona

La mejor edad para arreglar un labio o paladar partido

Ahora bien, podemos ver que existen muchos condicionantes para establecer cuál puede ser la edad ideal para arreglar estas fisuras. Pero en general, los niños deberán tener apoyo médico durante todo su desarrollo y crecimiento. En casos más graves, los tratamientos pueden durar toda la vida.

Todas las modificaciones quirúrgicas dependerán de un equipo de cirujanos craneofaciales. Esto médicos podrían elegir llevar a cabo las cirugías de reparación después de los 12 años, o bien después de la aparición de los dientes fijos. Otros médicos consideran que tratarlos durante los primeros 6 o 12 meses es lo ideal para evitar las complicaciones de lenguaje.

Aun así, hay un procedimiento que es el más aceptado en la actualidad por la comunidad de médicos infantiles, que consiste de los siguientes tratamientos según la edad.

  • Durante los primeros 3 meses de vida se realiza el cerramiento del labio, aunque si es una fisura pequeña se realiza en el momento del nacimiento.
  • A los 10 meses se hace la intervención labial o reparación completa de la hendidura.
  • Unos dos meses después se puede hacer la corrección del paladar.
  • Dependiendo del caso, se realizan otras citas en los años posteriores para descartar cualquier complicación durante el crecimiento.

Riesgos y complicaciones de la cirugía

Los riesgos son mínimos, ya que se trata de una intervención de modificación. Sin embargo, cuando se trata de niños o bebés siempre existen factores que hay que cuidar, como los siguientes.

  • Puede existir sangrado.
  • Reacciones alérgicas a la anestesia.
  • Daños en los nervios faciales.
  • Cicatrices poco estéticas.

¿Porqué elegirnos?

El Instituto de Cirugía Plástica Dr. Fabrizio Moscatiello es un centro de referencia en el sector de la la Cirugía Estética, Plástica y Reparadora y la Medicina Estética, y cuenta con un equipo de profesionales con muchos años de experiencia, en constante evolución. Utilizamos las últimas técnicas y tecnologías para ofrecer a nuestros pacientes los mejores tratamientos y los menos invasivos, garantizando los resultados más óptimos.

Valoramos a cada uno de nuestros pacientes como si fueran únicos, para poder ofrecerles unos tratamientos a medida y personalizados, asesorándolos para elegir las opciones más indicadas según sus necesidades.

En el Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello realizamos un estudio pormenorizado y global de cada paciente, ofreciendo los mejores tratamientos para obtener los mejores resultados, ya sea con una sola cirugía o combinando varias de ellas. Nuestros pacientes tienen una información exhaustiva de los tratamientos y de los resultados, y afrontan la cirugía con mayor seguridad y tranquilidad.

Financiación