Uno de los inconvenientes estéticos más habituales entre hombres y mujeres, en especial los primeros, son las orejas de soplillo. Este inconveniente estético, que también es conocido como orejas despegadas, es mucho más fácil de disimular entre las mujeres, puesto que con el pelo largo, consiguen disimular mejor este inconveniente.

Tener las orejas de soplillo es una de las causas de mofas y burlas entre los más pequeños, sin olvidarnos de adolescentes y adultos. Las personas que tienen esta clase de orejas, ya nacen con esa deformidad pues es un defecto de carácter genético, con lo que deben habituarse a vivir con ellas, salvo que se decidan por un tratamiento quirúrgico.

Es por esta razón que la otoplastia ha tomado un papel fundamental para solventar las orejas de soplillo. Esta es una de las cirugías estéticas más pedidas por nuestros pacientes entre los 20 y 26 años. Además, muchos padres deciden someter a sus pequeños a esta intervención quirúrgica para arreglar sus orejas y que no padezcan ningún complejo por ellas.

Orejas de soplillo en niños y adultos

Sobre los 5 años de edad el pabellón auricular ya está formado con sus pliegues; es entonces cuando se puede valorar el problema. No obstante, hasta los 7 años los pequeños no empiezan a darle relevancia a este tema, que es cuando pueden empezar a escuchar comentarios. Por tanto, nuestra indicación es efectuar la intervención sobre esa edad, 7 años, cuando el pequeño es capaz de comprender la intervención y cooperar en el post operatorio.

Normalmente, una otoplastia se efectúa con anestesia local y sedación, la duración suele ser de 1h y 30min. y se trata de cirugía ambulatoria. Consiste en hacer una incisión en el pliegue posterior de la oreja, se despega la piel del cartílago y, a través de una combinación de debilitamiento del cartilago y suturas internas, modificamos la oreja, recreando un nuevo pliegue de antehelix y reduciendo la concha auricular.

Eliminar orejas de soplillo en Barcelona y Sabadell

A lo largo de los primeros días es preciso llevar un vendaje compresivo, que los pequeños lo aceptan realmente bien, para reemplazarlo más tarde por una cinta.

La otoplastia es una cirugía muy agradecida entre los adultos y también en los niños (y más aún los padres), que están encantados con la intervención en apenas un mes. Olvidan por completo de qué forma eran sus orejas previamente.

Si en los pequeños puede causarles inconvenientes, podemos decir que en los adultos también se los puede causar. La satisfacción tras corregir las orejas de soplillo en un adulto en ocasiones llega a ser sorprendente.

El Dr. Fabrizio Moscatiello te ayuda a resolver cualquier duda que tengas sobre como corregir y eliminar las orejas de soplillo en su primera visita, tendrá una entrevista personal con usted para terminar de aclarar las preguntas que le hayan ido surgiendo. Solicite su primera consulta gratuita aquí o llamando a nuestro teléfono gratuito. Confíe en nosotros, confíe en el Dr. Moscatiello.